RSS Feed

febrero, 2012

  1. Nuestra mejor generación

    febrero 27, 2012 by Alejandra Juno

    Algunos de ustedes ya conocen esta historia. Mi amigo Diego y yo íbamos a tener una cena íntima en la terraza de mi casa de Santiago, con la visión de las torres de la catedral por un lado y las de la Ciudad de la Cultura por el otro. Pero algunos de ustedes ya nos conocen a mi amigo Diego y a mí. Diego se había traído sus “tapers” preparados y en ellos una ensalada desestructurada. Lo que viene siendo la lechuga en un “taper”, el tomate en otro y así sucesivamente. Andaba yo trasteando por la casa cuando de pronto desde la cocina escuché un lamento inconsolable: “Mi madre me ha hecho aquí una jugarreta…”. ¿Qué pasa, qué pasa?-pregunté temiéndome lo peor. Y mi amigo Diego respondió: “Mi madre, que me cuece los huevos y no me los pela”. No sé cuánto tiempo estuve riéndome. Mucho. Desde entonces aquella anécdota nos ha servido como himno de toda una generación: Incompetentes pero rencorosos.

    (more…)

    Share

  2. Ese pequeño salto

    febrero 25, 2012 by Alejandra Juno

    No había nada que ella pudiera hacer. Por supuesto podría irrumpir allí, gritando e intentando explicar en minutos con palabras lo que lleva una vida explicar con actos. Pero esto era la realidad. La realidad. Todos los diálogos mentalmente ensayados acabarían en desastre. No recibiría ni una respuesta correcta. A veces, atreverse a vivir es el camino más corto para convertir una comedia romántica en una película de terror.

     

    Share

  3. Optimismo

    febrero 24, 2012 by Alejandra Juno

    Ser optimista, un optimista de verdad, no consiste en pensar que “esto mañana me va a salir a bien”. Eso no es más que un ejemplo de casuística. Ser un optimista, un optimista de verdad, consiste en saber que existe una progresión positiva para todos en todas partes. No de manera irracional, aleatoria, proyectándose hacia el futuro, encomendándose al azar. Muy al contrario, saberlo porque se han abierto bien los ojos hacia el pasado y se entiende, con todas las evidencias necesarias, que no hemos hecho más que mejorar.

    Share

  4. Justicia poética

    febrero 23, 2012 by Alejandra Juno

    Justicia poética es aquel mecanismo por el cual en la ficción los buenos ganan y los malos son castigados. A menudo la gente se lamenta de que no pase lo mismo en la realidad. Pero es que la realidad y la ficción tienen muy distintos creadores. La realidad la crea Dios (llamémosle x), que al menos en nuestra cultura ha dotado a los seres humanos de “libre albedrío”, lo que incluye una infinita variedad de perspectivas sobre la vida. Cómo ponerse de acuerdo sobre lo que es justo o no. La ficción la crea el autor, que al contrario que Dios es un tirano del destino. Ningún personaje va por libre. Muy al contrario. Todos están forzados a seguir los designios de su creador, para el que, por supuesto, es mucho más fácil hacer coincidir la expresión ideal y práctica de la justicia, de lo que jamás será para ninguno de nosotros en la realidad.

    Share

  5. Imagino

    febrero 21, 2012 by Alejandra Juno

    Me imagino en el desierto — pura, desnuda. Imagino el viento acariciándome el pelo mientras estoy de pie, esperando. Imagino el sol tocando mi piel e imagino el suelo rojo y el cielo azul. Imagino silencio y me imagino mirando al horizonte. Dirías que tengo la mirada perdida. Pero estoy esperando. Estoy esperando la promesa de la lluvia. Tú eres como la promesa de la lluvia. No eres más que un deseo. Y si alguna vez vinieras, tocarías mi cuerpo como lo hace el sol, resbalarías por mis brazos, mis piernas, mi pecho… dejarías pequeñas estelas en mi piel y desaparecerías de mí dejando no más que el deseo de ti. Siempre el deseo de ti.

    Share

  6. Alcanzar la luna

    febrero 11, 2012 by Alejandra Juno

    Alcanzar la luna parecía difícil. Pero desde tiempos inmemoriales se habían hecho todo tipo de intentos para lograr tal fin. Desde los ahora cómicos inicios del chino Hu Wan, quien en el siglo XVI aplicó una serie de cohetes a un silla con terribles resultados, hasta los sistemas ideados por el auténtico Cyrano, (botellas de rocío, imanes gigantes), hubo pocas cosas que no cruzaran las mentes de los aguerridos exploradores. Finalmente todo se redujo a una cuestión de desarrollo tecnológico. Hubo que salvar el obstáculo de poder construir un vehículo con la suficiente propulsión como para alcanzar la meta, solucionar los diversos problemas relacionados con la falta de gravedad y oxígeno, y cosas tan mundanas como sobrevivir a la baja temperatura. Gracias a la carrera espacial entablada en la guerra fría entre USA y la URSS, el primer hombre en la luna se hizo una realidad el 21 de julio de 1969.

    La carrera hacia la estrella polar es otro tema. La distancia es tan grande que un viaje a este astro comprometería prácticamente la vida entera de quien allí fuera, a no ser que se consiguiera doblar el continuo espacio-tiempo, posibilidad física aún muy lejana. Pero aún superando esa barrera, lo cierto es que la temperatura de esa estrella es tan extrema que no habría material capaz de soportar un aterrizaje, qué decir de un cuerpo humano.

    Pues bien, eso se proponía él: alcanzar la estrella polar.

     

     

    Share